21 Dic

Cómo organizarte cuando eres emprendedor

Ya te has decidido. Quieres emprender, tomar las riendas de tu vida profesional y comenzar a labrar tu futuro en solitario. Y lo has pensado tanto que ya tienes ganas de ponerte en marcha. Seguro que vas a perseguir tu pasión, algo que te enloquece y en lo que es muy probable que tengas un talento demostrado.

Pero eso no significa que todo vaya a ir sobre ruedas. No vamos a hablarte de cómo hacerte rico ni de cómo conseguir ser un éxito, pero te vamos a dar algunas herramientas para que te sea más fácil tu día a día, algo que sin duda allanará tu camino facilitando la llegada de las alegrías.

Lo primero que podemos aconsejarte es que te hagas con un buen gestor de proyectos en el que puedas volcar todo tu trabajo. Ese será el primer paso para que conseguir que el orden y la organización sean tus aliadas. En este gestor de proyectos podrás hacer muchas cosas;

Planificar tu agenda de tareas diaria, semanal y mensual.

Desglosar cada proyecto en etapas, tareas y subtareas que te permitan tener muy clara la estructura del trabajo a realizar. Podremos ‘desaturar’ la cabeza cada vez que queramos volcando todo lo que tenemos que hacer, por pequeño que sea, en paneles de trabajo.

Registrar cuántas horas dedicas a cada proyecto o a cada cliente para después justificarlas en facturas y para saber tu rendimiento según la tarea.

Establecer una consecución de actos con un cliente e ir archivando cada etapa, para saber en qué punto está. Por ejemplo, enviar factura, acuso de recibo, confirmar el pago, emitir el recibo… Cuando se tienen varios clientes ayuda a simplificar los procesos y a saber en qué punto estamos en cada uno.

Banner Post Flag Savia 02

Clasificar los correos electrónicos enviados y recibidos con cada cliente, así como las llamadas de teléfono. Tendremos un histórico a mano como referencia.

Volcar todas nuestras tareas por orden de prioridad y con notificaciones a nuestro correo electrónico para mantenernos alerta.

– Disponer de un cofre con todas las claves y contraseñas de trabajo para no olvidar ninguna.

Además de disponer un buen gestor de proyectos, también es importante dedicar tiempo cada día a nuestra familia, a nuestros amigos o a hacer deporte. Cualquier actividad que nos descongestione la mente y el cuerpo de nuestro proyecto empresarial nos hará volver a sentarnos en la mesa con más fuerza y con las ideas renovadas.

También te aconsejamos, aunque parezca algo tonto, que te busques un lugar en el que trabajar. Puede ser un rincón de tu cuarto, parte del comedor o una habitación de tu casa que tienes vacía. Debe ser un lugar en el que dispongas de todo lo necesario para trabajar, donde puedas tener un par de corchos o pizarras para apuntar cosas, una buena silla e iluminación adecuada. Si vas vagando de un lado a otro con tu portátil, parece que estás haciendo un trabajo de universidad. Pero si improvisas una oficina fija, será más fácil ponerte en el papel del emprendedor y que consigas ir creciendo.

Agrupa tus citas. Que arranques con tu negocio no significa que tengas que estar disponible para todo el mundo en cualquier momento. Si un día tienes que salir para ir a ver a un cliente o a un proveedor, intenta aprovechar esa salida para hacer un par más. Y al contrario, si hay una jornada que sabes que va a ser de ordenador pura y dura, agrupa varias tareas que requieran aislamiento. No tengas miedo de decir ‘hoy no puedo, mejor el miércoles’, si no priorizas tu tiempo y su buen aprovechamiento, ¿cómo vas a mejorar?

Comentarios

  1. Excelente articulo, me llamo la atencion ese mito de no tener trafico es adsurdo pensar que sin el trafico se va a tener exito, en mi caso se debe tener trafico y conrvesiones por que da igual tener miles de visitas y no poder convertir esas visitas en algo provechoso para el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *