22 Dic
estres-flag savia

¿Cómo priorizo cuando todo es urgente?

No puedo más, no voy a llegar, demasiada faena acumulada, y ahora qué hago… son muchas las ideas que nos suelen rondar la cabeza durante esas temporadas en las que el trabajo se desborda en la oficina. Los compañeros están igual de estresados que tú, por lo que es inútil pedir colaboración. ¿Cómo afrontar esos tensos momentos?

FLAG Savia es un gestor de proyectos con múltiples funcionalidades que ayuda a que todo el personal en la oficina se organice mejor, pero no nos confundamos, antes de utilizar un gestor de proyectos necesitas saber cómo afrontar esas situaciones en las que el trabajo se desborda.

Para. Respira hondo. Es hora de tomarse la situación con filosofía. El truco para priorizar cuando todas las tareas son importantes es sencillo: no priorizar. Simplemente, sigue los siguientes consejos:

Échale imaginación al asunto: imagina que tienes la mitad del tiempo para hacer tus tareas del que realmente tienes, de este modo serás mucho más objetivo a la hora de definir tus tareas y les asignarás de este modo el tiempo necesario para llevarlas a cabo.

Define bien los plazos de las tareas: nada más recibas la orden de realizar una tarea, siéntate y piensa. Calcula el tiempo que te puede costar llevarla a cabo, siempre dejando un breve espacio de margen teniendo en cuenta los contratiempos o interrupciones de los que puedes ser objeto.

productividad-Flag Savia

No te desvíes: no hay que hablar de prioridades, sino de la prioridad del momento: solamente una. En cada momento tendrás una tarea la cual será la más importante, así que céntrate exclusivamente en ella focalizando toda tu atención. Así, al terminar una tarea, podrás centrarte en la siguiente prioridad.

No te centres en los detalles: cuando durante el proceso de un proyecto, abusas de ser demasiado perfeccionista, puedes acabar perdido en trabajar en los pequeños detalles dejando a un lado la globalidad. No te sobrecargues centrandote en detalles inútiles y deja primero bien definida la estructura principal del proyecto o tarea.

Aprende a decir NO: si estás hasta arriba de trabajo y aún te ponen más carga, sé honesto contigo mismo y con tus superiores, es decir, asume que la tarea no podrá estar lista cuando ellos quieren debido a la carga de trabajo que ya acumulas. Nadie puede ser un superhéroe cada vez que las cosas se ponen feas.

Aprende a discutir plazos, a delegar tareas y a asumir que no puedes digerir esa carga para la fecha impuesta. Si lo calculas desde el momento en el que la tarea es asignada, será mucho más fácil justificar ese NO, pues acabará saliendo a la luz que estabas en lo cierto.

Si llevas a cabo todas estas recomendaciones, y te ayudas de herramientas como FLAG Savia que te ayudan a priorizar y gestionar tu tiempo, pronto se terminarán esos momentos en los que el cuerpo y la mente solamente quieren desaparecer.

Ahora es el momento de cambiar tus estrategias de afrontación del trabajo ¡Buena suerte en tu viaje!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *