13 Oct

Cómo ser un control freak de los costes te hará mejorar los resultados

Seguro que alguna vez vuestros padres os han dicho eso de ‘no es más limpio quien más limpia, sino quien menos ensucia’. Pues algo así pasa con el dinero. No es más rico quien más ahorra, sino quien menos gasta. O lo que es lo mismo, quien mejor sabe organizar sus gastos.

Esto puede extrapolarse de igual forma a una empresa, sobre todo en un entorno como el actual, en el que cada partida de gasto debe justificarse para ahorrar al máximo y no malgastar ni un euro.

Por ello es importante hacer un ejercicio de observación de la empresa y estimar en qué se gasta el dinero y qué retorno hay de cada uno de los gastos. Esta práctica se suele conocer como business intelligence, que tiene como objetivo mejorar los gastos de la empresa y gestionarlos de la forma más eficaz posible.

Un ejemplo muy famoso de este control de costes se dio en 1987 y lo protagonizó American Airlines. La compañía estadounidense consiguió ahorrar 40.000 dólares al año quitando una aceituna de cada una de las ensaladas que servía a diario.

La empresa ha querido repetir esa proeza de ahorro cambiando los carritos de las bebidas por otros que pesan nueve kilos menos. ¿Dónde está el ahorro? American Airlines calculan que rebajar el peso les ayudará a ahorrar 2,8 millones de dólares en combustible.

Se trata de cambios sutiles, que no repercuten en un cambio exagerado de rutinas, pero que a la larga reflejan un ahorro importante. Sin duda, parece importante, pero no todas las empresas lo tienen en cuenta.

De hecho solo un 18% de las empresas confiesan conocer herramientas concretas de gestión de costes en las que reflejar cuáles son los costes directos, los gastos generales e indirectos que tienen.

¿Qué se puede hacer? Lo primero, ser conscientes de la importancia que tiene el control de gastos en una empresa. No solo a los niveles de American Airlines, una pyme también puede tomar pequeñas medidas drásticas para mejorar sus resultados.

Además de tomar conciencia de la importancia, hay que buscar soluciones para poder hacer del control de gastos y una de ellas es adquirir un gestor que recoja, analice y compare la gestión de nuestra empresa para que podamos trabajar mejor.

De esta manera, podremos hacer nuestra la máxima de que no es más rico (o tiene más beneficios) quien más ahorra, sino quien mejor gestiona sus gastos.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *