14 Dic

¿Cuáles son los pasos de acogimiento de un nuevo trabajador?

Tras un concienzudo proceso de selección, hemos encontrado un nuevo trabajador para nuestra empresa. Pero no debemos que pensar que incorporar a alguien a la compañía es indicarle dónde está su silla y el baño. Nada más lejos.

Hoy os vamos a contar cómo debe ser el proceso de acogimiento de un nuevo empleado para que desde el primer minuto su rendimiento y su motivación estén al 100%, ya que eso va a redundar en los buenos resultados de nuestra empresa.

Además, si no introducimos bien al nuevo empleado, podemos ‘cargar’ a los compañeros con una persona que no sabe muy bien qué debe hacer o cómo debe gestionar su trabajo y por lo tanto, debe estar constantemente preguntando y necesitando ayuda.

¿Cuáles son los pasos de acogimiento de un nuevo trabajador?

Cuando llegue, debe reunirse con el que será su jefe y con la persona que ha hecho el proceso de selección (quizás sea el mismo) para darle la bienvenida. Se le explicará el organigrama de la empresa, la división de departamentos y su estructura. También se le dará información sobre los horarios, las vacaciones, el uso de cada zona de la empresa y las costumbres particulares de la compañía (por ejemplo, almorzar juntos en un bar un día a la semana). Si podemos tener todo esto por escrito, mejor que mejor.

Después, será el jefe más directo del nuevo empleado quien le explique al nuevo empleado de forma detallada cuál será su nuevo trabajo, cómo serán sus tareas y a quién corresponde solucionar sus dudas o problemas. También se le contará cómo se gestionan las reuniones, el uso de dispositivos móviles, la gestión de las llamadas de teléfono y del correo electrónico.

banner 05

Tras todo esto, viene una visita a la oficina y la presentación de los compañeros. Si puede ser, no estaría de más hacer un almuerzo especial o alguna actividad que permita a la persona nueva interactuar en un ambiente distendido durante el primer día.

– Deben ser los compañeros más cercanos o alguien designado por el jefe que vaya a estar en contacto con la persona nueva quien explique los detalles del día a día, como por ejemplo cuáles son las extensiones del teléfono, cómo se trata a ciertos clientes, cómo se usa el gestor interno

El nuevo empleado debe tener muy claro quién le da el trabajo, a quién debe reportarlo y cómo debe hacerlo. Durante las primeras semanas de trabajo se le debe hacer un seguimiento muy directo de todo, para ir corrigiendo sobre la marcha posibles errores y poder encauzar cuanto antes el trabajo en la dirección correcta.

La evaluación no solo debe ser de la empresa sobre el trabajador, sino también al contrario. Tras la primera semana el nuevo empleado debe reunirse con su jefe para comentar impresiones, qué le parece cómo funciona todo, cómo se siente y qué cree que puede aportar a la empresa ahora que la conoce mejor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *