16 Nov

El trato premium de una agencia: Usar un gestor CRM de nivel

El nivel de exigencia de una agencia es directamente proporcional al tipo de clientes que tiene. No se puede trabajar con empresas de primer nivel de cualquier manera y eso implica que la agencia debe rediseñar sus procesos y sus proyectos para dar un servicio premium cuando el cliente así lo exige.

¿Dónde radica la diferencia de ese trato premium? En realidad no está en el resultado del proyecto, pues los trabajadores deben esforzarse con la misma intensidad ante cada una de sus tareas. El cambio está en el modo de trasladar la información y de gestionar el día a día con el cliente.

Cualquiera que se ha enfrentado a un proyecto de gran envergadura sabe que esto conlleva llamadas telefónicas a horas intempestivas, cadenas de mail interminables, cambios, retrocesos, modificaciones, reestructuraciones, reuniones de última hora, cambios en las decisiones que antes eran inamovibles y estrategias improvisadas que se convierten en los caminos a seguir.

Tir a la corde

Y no solo esto. Cada uno de esos elementos afecta a todo el proyecto y con él, a todo el personal implicado en el mismo, a sus tareas y a sus prioridades para el día. ¿Cómo organizar toda esa información cambiante y conseguir llevar el orden que el cliente merece? ¿Cómo seguir siendo el timón imperturbable que la empresa necesita para sacar adelante el proyecto?

La respuesta es sencilla. Usar un gestor CRM de nivel. En Flag Savia disponemos de un software a la medida de tus necesidades de comunicación con el cliente que transformarán el maremagnum de ideas, llamadas, correos electrónicos y cambios cada minuto en orden, reestructuración automática y avisos a los implicados a través del mismo.

banner 01

 

 

Nuestro gestor de seguimiento del cliente nos permite registrar y agrupar dentro de cada proyecto cada una de estas circunstancias para que cada departamento tome y orqueste al minuto según se necesite.

Usar de forma adecuada un gestor de estas características convierte nuestra agencia en una maquinaria bien engrasada, en la que todo el mundo sabe qué tiene que hacer para saber en qué punto está el proyecto o cuáles han sido los últimos cambios.

Con este tipo de software, se acabaron las llamadas telefónicas para saber qué ha ocurrido o dónde está el archivo que se ha recibido en las últimas horas. Toda la información está reunida en el mismo sitio, todas las interacciones están reflejadas y las incidencias, registradas.

De esta forma, no habrá ni titubeos ni se dedicará tiempo a intentar organizarse, el software lo hace por el equipo, por lo que cada departamento puede saltarse ese paso para ir a la ejecución de las tareas.

En conclusión

Un software de este tipo trabaja a las órdenes de la empresa y se adapta a sus necesidades para que cada departamento se dedique a lo que mejor sabe hacer.

Y el cliente percibe orden, tranquilidad y sobre todo, que el trabajo sigue su curso de forma dinámica y flexible sin que haya dudas o contratiempos a nivel organizativo. Ese es el trato premium. Es ahí donde radica la diferencia.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *