9 Abr
hábitos de las organizaciones colaborativas

Los 12 hábitos de las organizaciones colaborativas

Trabajar en equipo significa ganar. Y es que hemos de tener en cuenta que nadie es tan fuerte como todo una organización junta.

Estar rodeado de personas competentes es importante, pero aún más que estas sepan trabajar de una manera colaborativa.

De esto precisamente nos habló hace algún tiempo la revista Forbes. La prestigiosa publicación no dudó en destacar la relevancia de esta forma de trabajo.

Así, y a pesar de la delimitación entre los diferentes departamentos, la buena conexión entre todas las partes y trabajadores de una empresa da lugar a la consecución de una manera exitosa de las metas marcadas.

Con todo ello, estos serían, según Forbes, los 12 hábitos de las organizaciones altamente colaborativas:

12 hábitos empresas colabirativas trabajo colaborativo

1. El beneficio individual es tan importante como el beneficio global de la empresa: Todos los trabajadores están subidos en un mismo barco y se dirigen a un mismo destino, por lo que si uno rema muy bien, jamás será tan importante y útil que si todos consiguen realizar correctamente sus tareas.

2. Estrategia antes que la tecnología: Antes de empezar a trabajar planifica correctamente el trabajo, los recursos humanos y las tareas. Hoy en día encontramos software de gestión de proyectos que nos facilitarán este punto.

3. Escucha la voz de los empleados: Todos los miembros de un equipo tienen algo que aportar. Establece un sistema horizontal en tu organización para facilitar que cualquier trabajador pueda sumar.

4. Aprende a salir del camino: A pesar de tener un solo destino, no siempre hay que seguir los mismo pasos para alcanzar la meta.

5. Predica con el ejemplo: El líder del equipo es la persona que debe demostrar su confianza en el trabajo colaborativo poniendo medios para que el resto de empleados puedan aportar su granito de arena.

6. Intégrate en el flujo del trabajo: A pesar de que para poner orden en un trabajo haya que delimitar las tareas entre los empleados, es importante que todos estén al tanto de cómo se desarrolla este a través de un gestor de proyectos.

7. Crea un ambiente de apoyo: Construye el clima adecuado para que tus empleados se sientan con confianza a la hora de hablar, así como para que los trabajadores se respalden unos a otros.

8. Mide lo que importa: No pierdas el tiempo en tener en cuenta parámetros y puntos poco relevantes. Antes de empezar a trabajar ten en cuenta lo que verdaderamente interesa medir.

9. Persistencia: Si realmente crees en el sentido del trabajo colaborativo, no desfallezcas. Esta forma de trabajar costará en instaurarse en tu empresa, pero la constancia te demostrará que es altamente positiva.

10. Adaptarse y evolucionar: No te niegues ante el cambio. Es importante tener en cuenta que el trabajo colaborativo está en constante cambio y será cuestión de encajar correctamente las piezas para que funcione.

11. De la colaboración de los empleados también se benefician los clientes: Los buenos resultados de la empresa son el mejor fruto que se puede ofertar al cliente, quien se beneficiará de las cosas bien hechas.

12. La colaboración puede hacer del mundo un lugar mejor: Realizar un trabajo más productivo, crear un mejor clima dentro de la organización y aumentar el beneficio de los empleados son razones que nos demuestran la rentabilidad del trabajo colaborativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *