26 Ago

Seis consejos para volver al trabajo con una sonrisa después de las vacaciones

Sí, lamentablemente estamos en la última semana del mes de agosto y eso en muchos casos y para muchas empresas solo significa una cosa: Adiós a las vacaciones y adiós al descanso.

Toca volver a tu oficina o a tu tienda, volver a madrugar, a tener un horario…en definitiva, toca volver a la rutina.

Pero tranquilo, no queremos que te vengas abajo, sino ayudarte en tu vuelta de las vacaciones.

Lo primero será mirar la situación con las gafas del positivismo.

A ver, vuelves, sí, pero en este momento es perfecto hacerlo porque es cuando más enérgico te encuentras.

Las siestas, las comilonas, despertarte sin alarmas, ratos en familia y con amigos, todo ello ha sumado para ponerte tu particular batería al 100%.

Y es que, como dice Pedro Palo Pons, coach personal y experto en comunicación de Tisoc Coaching, no es cierto ni que las vacaciones sean perfectas ni que el resto del año sea horrible, para nada.

Idealizamos demasiado en esta vida y esto pasa factura.

Pero tranquilo, a continuación te vamos a dar seis consejos para volver al trabajo con una sonrisa después de las vacaciones.

1. Positivismo

Como decíamos, hay que ponerse estas gafas para ver las cosas de ahora. Dejemos atrás lo bien que lo hemos podido pasar y busquemos los aspectos más agradables de la rutina, que los hay.

2. Aprovecha el momento – Carpe Diem

No desperdicies el tiempo. Estamos aquí por un rato y no vale la pena echar a la basura todos los días de rutina. Vive tu trabajo, tu tiempo libre e intenta celebrar cada segundo.

3. Entiende que ya no estás de vacaciones

Pon tu cabeza a funcionar en modo trabajador. Organiza planes en tu tiempo libre, pero céntrate en el trabajo que tienes por delante.

4. Las próximas vacaciones no existen, por ahora

No mires hacia el próximo verano como si no hubiera un mañana. Te queda un año de vida por medio y no se ha de desperdiciar así como así. Trabaja duro para ganarte este tiempo de descanso la venidera temporada estival.

5. Organiza tu trabajo, adiós al caos

Es posible que si no tienes un control sobre tus proyectos tengas un gran estrés, algo que se notará en los resultados de tus tareas. Busca cómo lograr una gestión unificada de tus proyectos para tener un día a día más sencillo y productivo.

6. Come y duerme bien

Uno de los puntos fuertes y dolorosos de la vuelta al trabajo es el madrugón. Duerme tus 8 horas diarias y come correctamente, al menos los días laborables. Comprenderás que de esta manera l vida se ve de otra forma.

¿Y tú? ¿Sigues triste por volver de vacaciones?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *